La factura de la luz dispara las reclamaciones

La factura de la luz está sacando de quicio a más de un ciudadano en todo el territorio nacional. Las reclamaciones se han duplicado en el último año y medio, y los usuarios se quejan de que en enero de 2013 les lleguen avisos de cortes de suministro si no abonan facturas pendientes desde junio pasado. 
Si el ciudadano pretende proteger sus derechos como debe,

se encuentra en la necesidad de revisar todas sus pagos, o de ir a su banco para solicitar un extracto de meses anteriores, ya que las compañías eléctricas se hacen las remolonas cuando se les solicita a ellas la información sobre esas deudas, pese a ser un deber aportarlas según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. 

El caso es que las facturas eléctricas se han convertido en uno de los principales problemas de los consumidores, según estudio reciente de la Organización de Consumidores y Usuarios, que el pasado año recibió 11.025 de estas reclamaciones, aunque no desvela cuántas ha resuelto. 

No solo se trata ya de lo difícil que es interpretar una factura, sino que desde la liberalización del sector, el consumidor tiene que tratar con la distribuidora y con la comercializadora, lo que complica las vías para que las reclamaciones sean atendidas. 

La mejor opción es reclamar ante la comercializadora, pero si no se soluciona el problema, no dudar en reclamar ante el Ministerio de Industria y ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad Autónoma. Y siempre se puede ir a juicio, sin necesidad de abogado, si el problema es inferior a los 2.000 euros. 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.