Por qué la nueva factura de la luz hora por hora no le supondrá ahorro alguno y le dejará sin dormir

Este jueves, 1 de octubre de 2015, entra en vigor la nueva tarificación del consumo eléctrico en los hogares, con medición de ese consumo hora por hora y según el precio de la energía en cada tramo. Pero, olvídese de beneficiarse, porque salvo que sea usted un friki con mucho tiempo libre, además de tener un contador digital conectado a Red Eléctrica, la nueva tarificación no le va a servir para ahorrar. Al contrario, el precio de la luz dependerá de cómo sople el viento y su demanda. Y a ver cómo controla usted lo que le cobran cada hora. Lea, lea. 

 

¿Y qué es un contador inteligente?  Son equipos de telemedia y telegestión, en términos técnicos, capaces de medir el consumo energético del inmueble en el que estén instalados,  por segmentos  de una hora. Ese consumo se pagará en función de lo que valga la energía en cada hora sumado a cuánta energía haya consumido. 

 

Pero para que su contador inteligente mida su consumo por tramo horario, debe estar conectado a la Red Eléctrica de España, es decir, debe haber  alguien o algo al otro lado que registre esas mediciones. El precio dependerá (en un porcentaje de un 30% ) de energías renovables, eólicas y solar mayormente. Y se hace vía internet. 

 

En España deben ser sustituidos 27 millones de contadores. El plazo acaba en 2018. Hasta el 1 de julio pasado, según la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia  (CNMC) había 12 millones de esos contadores instalados (44%), pero no llegaban a 10 millones los conectados.  

 

El resto de hogares y empresas se quedan al margen de la nueva tarificación y su consumo se seguirá midiendo a la antigua, es decir, según el perfil de consumo de cada cual que tenga fijado Red Eléctrica de España. 

 

La medición a la antigua es una media de consumo diario según la media mensual del coste de los kilovatios. La nueva normativa sustituyó en abril pasado las subastas  que establecían el precio de la energía trimestralmente.

 

Una vez que tiene un contador inteligente y conectado a la red, su potencia contratada debe estar por debajo de los 10.000 kWh. Lo normal en un hogar oscila de 5.500 a 3.450 kWh. Solo así podrá tener una tarifa de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), lo que antes se llamaba TUR (Tarifa de Último Recurso). 

 

Ahora viene la parte friki: Deberá buscar en la web de RED Eléctrica, cada día, el precio de la  electricidad del día siguiente, y en función de ello, organizar su trabajo doméstico. De esa forma, si el precio es más barato de 3 a 5 de la mañana, madrugue, y a costa de los vecinos, aproveche para poner lavadora, secadora, tire de horno y de aspiradora. Y del termo, si es eléctrico. Si tiene la suerte de levantarse a las seis de la mañana, no tendrá ni que acostarse.

 

Al día siguiente es posible que le toque poner la lavadora entre la 1 y las 3 de la mañana, o entre las ocho y las nueve. Reorganícese. Ya dormirá cuando pueda.

 

Y ¿cómo reclamará usted un precio excesivo?  Con un redoble de esfuerzo que se exige a los consumidores: buscar día a día, hora a hora, en la web de Red Eléctrica, el precio de cada kilovatio/hora consumido y compararlo con el facturado.

 

Solo las comercializadoras de “referencia” (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y E.ON España) podrán facturar hora por hora. Ya son varias las asociaciones de consumidores e iniciativas en pro de los derechos de esos consumidores, como Legalaria, que esperan un pronunciamiento de la Comisión de la Unión Europea al respecto. Y que el Parlamento europeo regule. 

 

De entrada, porque aún no hay ley que obligue a estar conectado a internet, única vía para acceder a la web de Red Eléctrica y buscar la mejor tarifa. Además, si el precio lo marca al final la demanda y del tirón energético, y todos ponemos el aparataje eléctrico en marcha a la misma hora…¿Se mantendrá el precio para ese tramo horario en adelante, en igualdad de condiciones de viento y sol, o aumentará? 

 

Y si al final, la hora más barata es las 12 del mediodía, ¿dejo el trabajo para poner la lavadora o estoy obligada/o a tener electrodomésticos de última generación que puedan ser programados? 

 

 

 

 

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.