No le pueden embargar la cuenta tan fácilmente

Hay malas artes intolerables. Le ha ocurrido a una persona que ha pedido la ayuda de Legalaria. Alguien de una agencia de recobro le telefoneó y le amenazó con que si no pagaba una deuda de unos 180 euros pendiente por servicios de tarificación adicional a Vodafone se llevaría a cabo un embargo de 600 euros de sus ingresos el 1 de julio. 

 

Es importante que sepan que solo organismos públicos (Seguridad Social, Tráfico, Hacienda...), pueden embargar directamente una deuda, y que las empresas privadas, como Vodafone, necesitan entablar un proceso judicial.

 

Tiene que haber demanda judicial, que puede ejercerse mediante proceso monitorio, al cual se puede oponer el afectado/a, o juicio verbal. Tras el fallo judicial, se tienen que establecer un calendario de  pagos, y sólo en caso de incumplimiento de esos pagos, se puede pedir el embargo de los ingresos o bienes. 

Leer más:No le pueden embargar la cuenta tan fácilmente

¿Se pueden ceder mis datos a terceros?

 

Muchas personas se preguntan si las empresas de recobro son legales y si se pueden ceder los datos personales a terceros. La respuesta es que sí y aún más: es una actividad que existe desde que existen relaciones de intercambio entre los miembros de una sociedad, es decir, desde hace miles de años.

 

Sin irnos tan lejos en la historia, ahí tienen a El Cobrador del Frac, que no es fruto de la sacudida económico-estructural actual, sino que nació hace 24 años y que proclama a Miguel de Cervantes como ilustre predecesor (fue "cobrador" de deudas para la alcabala de Granada). Encontramos cobradores hasta en la Biblia. Y no solo se dedicaban a los impuestos sino que en la Edad Media ya existían los mediadores entre acreedores y deudores. Y se especializaron. Una de las formas de señalar al moroso, al igual que al que incumplía un acuerdo, era la parodia.

 

El derecho del acreedor de cobrar su deuda está plasmado en el artículo 1096 y 1101 del Código Civil. El artículo 1096 reconoce la posibilidad del acreedor de "compeler", es decir, "obligar" al deudor a que realice la entrega. Y el artículo 1101 le reconoce el derecho a hacerlo por vía judicial o extrajudicialmente, que es la primera vía por la que se opta debido a que es mucho más barato.

 

La Ley Orgánica de Protección de Datos entiende que en los casos de cobro de deudas, la cesión de datos a terceros es lícita, siempre dentro de unos límites que han quedado plasmados en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios 1/2007, y que se resumen en que hay que respetar en todo momento los derechos de los deudores a su intimidad personal y familiar, a su honor y a su imagen. Son derechos fundamentales que están en el artículo 8 de la Constitución, la cual también proclama el derecho de cada ciudadano a obtener los medios para su mejor defensa.

Leer más:¿Se pueden ceder mis datos a terceros?

¿Qué hacer ante una agencia de recobro?

"Un despacho de abogados me reclama una deuda que ya pagué", "Unos abogados me han metido en una lista de morosos", "Me amenazan con dejarme sin nada". Seguro que frases como estas o parecidas les suenan. O las han pronunciado ustedes o las han escuchado a alguien cercano. Aunque no lo crean, hay mucho que hacer frente a las agencias de recobro. 

 

De los más de 21 millones de euros en multas que impuso en 2012 la Agencia Española de Protección de datos, 15.300.000 fueron por cesión ilegítima de datos a terceros y por inclusión en ficheros de solvencia patrimonial y crediticia por deudas no ciertas, no vencidas o no exigibles. Entre las deudas no ciertas figuran muchas que son deudas falsas. 

 

Lo primero que se debe hacer ante una carta de una agencia de recobros, que por regla general es un despacho de abogados que ha ampliado su radio de acción, es solicitar el poder notarial por el que actúan en representación de la empresa a la que (supuestamente) se adeuda, o el certificado notarial de la compra de la deuda, ya que es así como funcionan las empresas de recobro o gestión de deudas: bien mediante la compra de la misma, bien intentando cobrar algo, de lo que se llevan un porcentaje. 

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.