Las condiciones de las hipotecas, cómo no, multiplican las reclamaciones al Banco de España,

En sólo cuatro meses de 2013, de enero a abril, las reclamaciones relacionadas con las hipotecas han duplicado a las registradas ante el Banco de España en todo 2010, y de seguir este a ritmo, los datos al final de año pueden ser apabullantes.  

Si en todo 2010 las reclamaciones fueron 4.328, de enero a abril de este año ya son 8.387, informa Finanzas.com. Algo tendrá que ver que se puede luchar contra las cláusulas abusivas, como la cláusula suelo. Ya hay sentencias en contra. La puerta se ha abierto. 

Un dato esperanzador es que cada vez son más los ciudadanos que se quejan hasta llegar a la máxima autoridad bancaria de este país. Y las cláusulas suelo son el principal motivo.

Eso y que se haya sentado jurisprudencia como con la sentencia la dictada por el juez del juzgado de lo Mercantil 3 de Barcelona, José María Fernández Seijo, que fue quien llevó hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en Luxemburgo  lo que este alto tribunal terminó por dictaminar en su ya famosa sentencia de 14 de marzo de 2013: que toda cláusula abusiva, como el exceso en los intereses por mora, son contrarios a derecho.

Fernández Seijo consideró que el impago de una cuota excesiva (el 70 por ciento de los ingresos del afectado) era comprensible en el contexto social y dado que el banco, en este caso CatalunyaCaixa, sabía perfectamente las posibilidades económicas del cliente, y que por tanto, los incumplimientos “eran previsibles”.

Y, desde luego, según el fallo, no era tan grave el perjuicio que se causaba al banco como el daño que se causaba al usuario.

Gracias a esas dos sentencias y a acciones como la de la plataforma STOP Desahucios, pelear  por los derechos frente a los bancos es posible. Hace un año parecía una quimera. Ahora es posible.

 

No hay entidad bancaria que haya contratado hipotecas que no haya incluido, en la mayoría de sus contratos, esa cláusula suelo, en la letra pequeña, cuando no, además, intereses descarados, sin que los contratantes tuvieran suficiente información  sobre las obligaciones a que se comprometían. 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.