El Tribunal Supremo ayuda a la Banca y confirma que la Justicia no es igual para todos

Un paso adelante y un paso atrás en la defensa de los derechos de los consumidores bancarios. El Tribunal Supremo se ha sacado de la chistera una sentencia que es contraria a Derecho. Es lo que opina la responsable jefe de los servicios jurídicos de Legalaria, la abogada Ágora Rosales Merenciano. 

 

La última sentencia del Tribunal Supremo, anunciada en febrero pero publicada hace apenas unos días, por la que sienta jurisprudencia para la retroactividad de las cláusulas suelo a partir del 9 de mayo de 2013, no ha dejado indiferente a los abogados especializados en Derecho Civil, y a asociaciones u organizaciones en defensa de derechos de consumidores. No sólo se muestran contrarios, sino que coinciden en que el fallo del Supremo es contrario a Derecho.

 

“El Tribunal Supremo ha confirmado que la Justicia no es igual para todos”, afirma la abogada Ágora Rosales Merenciano, responsable jefe de los servicios jurídicos de Legalaria, dedicada a la defensa de los consumidores, y en especial, a los consumidores bancarios. “En cualquier tipo de contrato entre particulares, incluso con entidades públicas, si una cláusula es nula, lo es en su origen, y con el Código Civil en la mano, hay que devolver lo cobrado de más”, insiste.

 

En España hay decenas de miles de personas afectadas por las cláusulas suelo que han pagado intereses que no deberían haber abonado, porque la gran mayoría de las cláusulas suelo son nulas, se dan por no puestas, y así lo han dicho desde mayo de 2013 hasta ahora la casi totalidad de las audiencias provinciales españolas, pero ahora el Supremo ha venido a decir que sólo cabe devolver los intereses devengados desde que dictó su primera sentencia sobre esta materia. Un paso adelante y otro paso atrás”, sostiene la letrada.

 

“No se distingue entre entidades bancarias, ya que a algunas se les ha inyectado mucho dinero público. Y entra en que no cabe analizar cada caso en concreto, en contra de lo que han venido resolviendo los tribunales desde 2013, entre ellos. Nuevamente tenemos una sentencia a favor de la banca y en contra de los pequeños consumidores bancarios, ya que no se puede causar un daño económico a los bancos que hemos rescatado entre todos por reclamar lo que nos han cobrado de más e ilícitamente”.

 

En realidad, la cláusula suelo se comenzó a aplicar a partir de enero de 2009, que es cuando el Euribor bajó del 3 por ciento. En la actualidad ronda el 0,20 por ciento. Indicadores financieros permiten estimar que el Euribor se va a mantener en esos porcentajes bajos a medio plazo, y que se tardará tiempo en que roce el 5,3 por ciento que alcanzó a mediados de 2008.

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.