Los ilustrativos votos de los magistrados Orduña y O'Callaghan contra el fallo del TS-cláusulas suelo

La última sentencia del Tribunal Supremo, en la que limita la devolución de lo cobrado de más al 9 de mayo de 2013, fecha en la que se pronunciò por primera vez sobre las cláusulas suelo, tuvo su contestación en los votos particulares en contra de los magistrados de Francisco Javier Orduña Moreno y Xavier O'Callaghan. En un resumen muy básico, consideran que si una cláusula es nula, no puede tener efectos, es decir, hay que devolver lo cobrado por algo que no existe. 

 

Además, ambos magistrados recalcan que si en la sentencia de 9 de mayo de 2013 el Tribunal Supremo no se pronunció sobre la devolución de los intereses variables cobrados de más por las cláusulas suelo fue por un motivo. Lean: "Todo ello, sin contar que el verdadero motivo de la limitación del denunciado efecto retroactivo de la nulidad de la cláusula, en su momento, no fue otro que el posible riesgo de trastornos graves o sistémico en las entidades financieras; riesgo que en la actualidad ha desaparecido merced al saneamiento financiero efectuado".

 

 

Los magistrados tienen otros párrafos dignos de destacarse.  

 

"Es decir, no podemos olvidar que la STS de 9 de mayo de 2013 da respuesta a una acción ejercitada por unas partes procesales, en concreto, una asociación de consumidores de productos bancarios, AUSBANC, como demandante, y unas concretas entidades bancarias como demandadas, por tanto, si al final del pronunciamiento el Tribunal se pronuncia sobre la mal llamada irretroactividad, ese pronunciamiento lo debemos entender realizado sólo y exclusivamente para su sentencia pues en ese marco donde se ha pronunciado". 

 

Y otro párrafo llamativo: "En nuestro caso, esta causalidad jurídica o fundamentación técnica respecto de la restitución de las cantidades entregadas como consecuencia de la nulidad contractual de la cláusula abusiva, con mayor precisión del "efecto devolutivo" de las mismas, dado que el contrato no resulta resuelto, se realiza, como ya se ha destacado en las directrices de interpretación, en atención a las claves valorativas que definen la naturaleza del fenómeno en el que incide la ineficacia y la función de los instrumentos que la articulan. Claves, por lo demás, que ya han sido suficientemente desarrolladas por la doctrina jurisprudencial de esta Sala y por la jurisprudencia del TJUE y cuya aplicación al presente caso debería haber llevado a la plena estimación del efecto devolutivo de las cantidades ya pagadas desde la perfección del contrato celebrado". 

Para leer la sentencia entera, sólo tienen que pinchar en este enlace ---> abogacía.com

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.