No es lo mismo nulidad de la cláusula suelo que dejar de aplicarla. El cliente, de nuevo, en el aire

 

Desde junio pasado, las entidades bancarias están convocando a sus clientes con contratos hipotecarios para anunciarles que han decidido dejar de aplicarles la cláusula suelo. Sin firmas ni más explicaciones, sino tan sólo una comunicación verbal de que la rebaja a partir de tal fecha sera de x euros. Y sin garantía de que la cláusula no vuelva a ser aplicada en un futuro. 

 

Es decir, no hay compromiso alguno para ninguna de las partes, tampoco para el banco, sino un acuerdo verbal, por lo que la seguridad de los clientes bancarios no puede ser completa.

 

En realidad, no hay ninguna Ley que obligue a los bancos a eliminar la cláusula suelo ni a la devoluciòn de cantidades. Para lograr la nulidad de ese límite a la variabilidad del interés variable durante toda la vida del contrato hipotecario es necesario presentar demanda judicial y con ella, pedir la devolución de lo cobrado de más.

 

Son las sentencias firmes contra las entidades bancarias en todas las audiencias provinciales españolas las que les han marcado el paso, y ello por imperativo de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre la abusividad de determinadas cláusulas, que forzó al Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013 a pronunciarse sobré cuándo la polémica cláusula es abusiva. Y lo es en la mayoría de los casos.En la actualidad, se está a la espera de la sentencia de la macrodemanda presentada por Adicae en nombre de 15.000 afectados en contra de toda la banca española.

 

Depende de cada contrato hipotecario, del diferencial, la cuantía de la deuda y el tiempo de amortización de la misma, pero, independientemente de cuándo se firmara ese contrato, la cláusula suelo no comenzó a aplicarse antes de 2009 (el euribor cayó del 3,452% de diciembre de 2008 al 2,135% de febrero del año siguiente). Los valores más bajos se dan desde 2012, inferiores a un punto desde agosto de ese año hasta llegar al valor actual, que es de 0,163%.

 

Así que si usted tiene un diferencial, por ejemplo, del 1% y le han prometido dejar de aplicarle la cláusula suelo, fíjese bien en el interés nuevo a pagar, que no debería ser superior al 1,16%. En Legalaria estamos para ayudarle a resolver sus dudas. Nuestro correo electrónico es Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.