No debe nada a Citibank porque las condiciones de su tarjeta de crédito son nulas por abusivas

Ni un euro. La Justicia ha dado la razón a Legalaria y un consumidor, llevado a juicio por Citibank (absorbida por el Banco Popular-e en julio de 2014), por una supuesta deuda de 6.718,93 euros, queda libre de todo pago, y ello debido a las irregularidades cometidas en la contratación de una tarjeta de crédito.


La sentencia 91/2016, dictada por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, con fecha de 14 de marzo de 2016 determina:


-Que no existe contrato como tal, sino un “reglamento” que la propia financiera califica como “folleto”, en el que no se especifican las condiciones financieras, ni los intereses, ni comisiones, ni mucho menos el pago de un seguro: la prima de pago protegido.


-Que esa prima de pago protegido crece cada mes y se suma al capital a deber con sus intereses. El seguro no figura en parte alguna del Reglamento de uso de la tarjeta.


-Que la solicitud de tarjeta fue hecha en enero de 2003 pero no las verdaderas condiciones, con el TAE, el fijo mínimo mensual a pagar, comisiones y otros conceptos.


-Que la entidad financiera modificó a su antojo el límite de crédito a lo que no estaba autorizada.


-Que las condiciones son tan confusas que el consumidor nunca sabe qué debe y porqué conceptos.


-Que las condiciones del uso de la tarjeta de crédito, incluidos interés remuneratorio, interés de demora, comisiones por retraso en el pago o recibo devuelto, pago de la prima de un seguro no contratado “son nulas por falta de transparencia y por ser abusivas”.


Así que el demandado (fue llevado a juicio por Popular-e), nada debe. Máxime porque de 9.000 euros de capital que decía Citibank que gastó, ya había pagado más de 9.200, incluidas las comisiones e intereses que esta sentencia tumba y que nunca debieron ser incluidas en el capital a amortizar.


Desde Legalaria les animamos a defender sus derechos como consumidores ante contratos abusivos. Nuestros servicios jurídicos les ayudarán.

El Banco Santander, embargado por impago de unas costas judiciales

El juzgado de Primera Instancia número 3 de Santa Cruz de Tenerife ha dictado una orden de embargo contra una cuenta del Banco Santander por impago de unas costas procesales, derivadas de un juicio que perdió en octubre de 2014 ante ese órgano judicial. La cuenta embargada tiene más de 92 millones de euros de saldo. Las costas que debe abonar la entidad bancaria no llegan a los 1.700 euros.


El Banco Santander inició acciones judiciales contra una cliente por una deuda de 3.312,91 euros, derivada de una tarjeta de crédito, y reclamó ese dinero en un procedimiento monitorio, al que se opuso la abogada de la demandada.

Leer más:El Banco Santander, embargado por impago de unas costas judiciales

Los abogados de la CE, a favor de devolver cantidades desde el inicio de la cláusula suelo

Los abogados de la Comisión Europea consideran que se debe devolver las cantidades cobradas de más por cláusula suelo, no desde el mayo de 2013, como "indicó" el Tribunal Supremo en su sentencia de marzo de 2015, sino desde que esa cláusula comienza a ser aplicada, que en la mayoría de los casos españoles fue a partir de febrero de 2009, cuando el euribor baja del 3%. 

 

En un informe solicitado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, los servicios jurídicos de la Comisión Europea (CE) han considerado que devolver las cantidades "solo" desde mayo de 2013 va contra la protección de los consumidores establecida en la Directiva 93/13/CEE

 

Ahora le toca pronunciarse a la CE, que tiene la opinión en contra del Reino Unido, que estima que sí se pueden poner plazos a la devolución de cantidades. Pero también deberá pronunciarse el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en una causa de prejudicialidad planteada desde la Audiencia Provincial de Cantabria, sobre si la devolución de cantidades parcialmente, desde 2013, es contraria o no al Derecho Comunitario. 

Para saber más: Expansión

 

No es lo mismo nulidad de la cláusula suelo que dejar de aplicarla. El cliente, de nuevo, en el aire

 

Desde junio pasado, las entidades bancarias están convocando a sus clientes con contratos hipotecarios para anunciarles que han decidido dejar de aplicarles la cláusula suelo. Sin firmas ni más explicaciones, sino tan sólo una comunicación verbal de que la rebaja a partir de tal fecha sera de x euros. Y sin garantía de que la cláusula no vuelva a ser aplicada en un futuro. 

 

Es decir, no hay compromiso alguno para ninguna de las partes, tampoco para el banco, sino un acuerdo verbal, por lo que la seguridad de los clientes bancarios no puede ser completa.

 

En realidad, no hay ninguna Ley que obligue a los bancos a eliminar la cláusula suelo ni a la devoluciòn de cantidades. Para lograr la nulidad de ese límite a la variabilidad del interés variable durante toda la vida del contrato hipotecario es necesario presentar demanda judicial y con ella, pedir la devolución de lo cobrado de más.

 

Son las sentencias firmes contra las entidades bancarias en todas las audiencias provinciales españolas las que les han marcado el paso, y ello por imperativo de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre la abusividad de determinadas cláusulas, que forzó al Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013 a pronunciarse sobré cuándo la polémica cláusula es abusiva. Y lo es en la mayoría de los casos.En la actualidad, se está a la espera de la sentencia de la macrodemanda presentada por Adicae en nombre de 15.000 afectados en contra de toda la banca española.

 

Depende de cada contrato hipotecario, del diferencial, la cuantía de la deuda y el tiempo de amortización de la misma, pero, independientemente de cuándo se firmara ese contrato, la cláusula suelo no comenzó a aplicarse antes de 2009 (el euribor cayó del 3,452% de diciembre de 2008 al 2,135% de febrero del año siguiente). Los valores más bajos se dan desde 2012, inferiores a un punto desde agosto de ese año hasta llegar al valor actual, que es de 0,163%.

 

Así que si usted tiene un diferencial, por ejemplo, del 1% y le han prometido dejar de aplicarle la cláusula suelo, fíjese bien en el interés nuevo a pagar, que no debería ser superior al 1,16%. En Legalaria estamos para ayudarle a resolver sus dudas. Nuestro correo electrónico es Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Me han llamado del banco para hablar de mi hipoteca por la cláusula suelo. ¿Qué debo hacer?

Las entidades bancarias están telefoneando a sus clientes cuyas hipotecas contienen cláusula suelo. Ojo, porque a veces hay trampas. Estás son las recomendaciones del servicio jurídico de Legalaria: 

 

Es necesario que vaya a la cita con el director del banco, pero nos estamos encontrando con sorpresas muy desagradables. 

 

-Si le ofrecen una rebaja de la cláusula suelo: Nuestra recomendación es que se niegue. Creemos que si algo no existe, ni debe existir, no puede ser rebajado. En el fondo, lo que hacen las entidades bancarias es modificar el contrato añadiendo nuevas cláusulas, cuando lo que se solicita es que la cláusula suelo se dé por no puesta. El resto del contrato hipotecario debe quedar igual.

 

-Hay clientes a quienes se les ha aumentado el diferencial a cambio de la nulidad de la cláusula suelo: un error aceptarlo, porque es como establecer un interés fijo cuando debería ser variable. Un ejemplo. Si usted tiene un diferencial de un 0,50%, al que añadir un euribor, que en la actualidad no supera el 0,16 por ciento, debería pagar en intereses un 0,66 por ciento, pero claro, como cuenta con cláusula suelo de un 3 por ciento, o de un 2,75 por ciento, de ese tope no bajan sus intereses.

 

-Pero si, a cambio de anularle la cláusula suelo, le dicen que le van a subir el diferencial en punto y medio o dos puntos, usted se queda más o menos igual que como estaba con la cláusula suelo, porque el diferencial es inamovible y se suma al euribor. El diferencial sí es un interés fijo. Nuestra recomendación es que NO acepte la subida del diferencial. 

 

-No firme nada que le comprometa a usted y no al banco. Una práctica común es decir que se va a bajar la cláusula suelo pero, a cambio, usted se debe comprometer a NO reclamar judicial o extrajudicialmente por todo lo que abarque el concepto de cláusula suelo. Pierde usted mucho dinero. La devolución de cantidades oscila entre los 14.000 y los 7.000 euros según se demande judicialmente la devolución de esos intereses, cobrados de más, desde que empezó a operar la cláusula suelo en su hipoteca, entre febrero y marzo de 2009 para escrituras firmadas antes de ese año. Para las posteriores, la cláusula suelo se aplicó desde la primera cuota. 

 

-Nuestra recomendación es que informe al director o directora de su oficina bancaria de que cuenta con el respaldo de abogados. Y que está dispuesta a llegar a demanda judicial para devolución de cantidades (aunque luego no lo haga). Sea firme. Tiene usted la sartén por el mango.

 

Si le ofrecen dejar de aplicar el suelo sin más, acepte, pero al primer mes en que deba aplicarse la rebaja por ser inexistente la cláusula suelo, fíjese bien cuánto le descuentan y pida el cuadro de amortización de la cuota de ese mes,  porque otro truco es descontar lo que al banco le viene en gana. 

 

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.