No es lo mismo nulidad de la cláusula suelo que dejar de aplicarla. El cliente, de nuevo, en el aire

 

Desde junio pasado, las entidades bancarias están convocando a sus clientes con contratos hipotecarios para anunciarles que han decidido dejar de aplicarles la cláusula suelo. Sin firmas ni más explicaciones, sino tan sólo una comunicación verbal de que la rebaja a partir de tal fecha sera de x euros. Y sin garantía de que la cláusula no vuelva a ser aplicada en un futuro. 

 

Es decir, no hay compromiso alguno para ninguna de las partes, tampoco para el banco, sino un acuerdo verbal, por lo que la seguridad de los clientes bancarios no puede ser completa.

 

En realidad, no hay ninguna Ley que obligue a los bancos a eliminar la cláusula suelo ni a la devoluciòn de cantidades. Para lograr la nulidad de ese límite a la variabilidad del interés variable durante toda la vida del contrato hipotecario es necesario presentar demanda judicial y con ella, pedir la devolución de lo cobrado de más.

 

Son las sentencias firmes contra las entidades bancarias en todas las audiencias provinciales españolas las que les han marcado el paso, y ello por imperativo de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre la abusividad de determinadas cláusulas, que forzó al Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de mayo de 2013 a pronunciarse sobré cuándo la polémica cláusula es abusiva. Y lo es en la mayoría de los casos.En la actualidad, se está a la espera de la sentencia de la macrodemanda presentada por Adicae en nombre de 15.000 afectados en contra de toda la banca española.

 

Depende de cada contrato hipotecario, del diferencial, la cuantía de la deuda y el tiempo de amortización de la misma, pero, independientemente de cuándo se firmara ese contrato, la cláusula suelo no comenzó a aplicarse antes de 2009 (el euribor cayó del 3,452% de diciembre de 2008 al 2,135% de febrero del año siguiente). Los valores más bajos se dan desde 2012, inferiores a un punto desde agosto de ese año hasta llegar al valor actual, que es de 0,163%.

 

Así que si usted tiene un diferencial, por ejemplo, del 1% y le han prometido dejar de aplicarle la cláusula suelo, fíjese bien en el interés nuevo a pagar, que no debería ser superior al 1,16%. En Legalaria estamos para ayudarle a resolver sus dudas. Nuestro correo electrónico es Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Me han llamado del banco para hablar de mi hipoteca por la cláusula suelo. ¿Qué debo hacer?

Las entidades bancarias están telefoneando a sus clientes cuyas hipotecas contienen cláusula suelo. Ojo, porque a veces hay trampas. Estás son las recomendaciones del servicio jurídico de Legalaria: 

 

Es necesario que vaya a la cita con el director del banco, pero nos estamos encontrando con sorpresas muy desagradables. 

 

-Si le ofrecen una rebaja de la cláusula suelo: Nuestra recomendación es que se niegue. Creemos que si algo no existe, ni debe existir, no puede ser rebajado. En el fondo, lo que hacen las entidades bancarias es modificar el contrato añadiendo nuevas cláusulas, cuando lo que se solicita es que la cláusula suelo se dé por no puesta. El resto del contrato hipotecario debe quedar igual.

 

-Hay clientes a quienes se les ha aumentado el diferencial a cambio de la nulidad de la cláusula suelo: un error aceptarlo, porque es como establecer un interés fijo cuando debería ser variable. Un ejemplo. Si usted tiene un diferencial de un 0,50%, al que añadir un euribor, que en la actualidad no supera el 0,16 por ciento, debería pagar en intereses un 0,66 por ciento, pero claro, como cuenta con cláusula suelo de un 3 por ciento, o de un 2,75 por ciento, de ese tope no bajan sus intereses.

 

-Pero si, a cambio de anularle la cláusula suelo, le dicen que le van a subir el diferencial en punto y medio o dos puntos, usted se queda más o menos igual que como estaba con la cláusula suelo, porque el diferencial es inamovible y se suma al euribor. El diferencial sí es un interés fijo. Nuestra recomendación es que NO acepte la subida del diferencial. 

 

-No firme nada que le comprometa a usted y no al banco. Una práctica común es decir que se va a bajar la cláusula suelo pero, a cambio, usted se debe comprometer a NO reclamar judicial o extrajudicialmente por todo lo que abarque el concepto de cláusula suelo. Pierde usted mucho dinero. La devolución de cantidades oscila entre los 14.000 y los 7.000 euros según se demande judicialmente la devolución de esos intereses, cobrados de más, desde que empezó a operar la cláusula suelo en su hipoteca, entre febrero y marzo de 2009 para escrituras firmadas antes de ese año. Para las posteriores, la cláusula suelo se aplicó desde la primera cuota. 

 

-Nuestra recomendación es que informe al director o directora de su oficina bancaria de que cuenta con el respaldo de abogados. Y que está dispuesta a llegar a demanda judicial para devolución de cantidades (aunque luego no lo haga). Sea firme. Tiene usted la sartén por el mango.

 

Si le ofrecen dejar de aplicar el suelo sin más, acepte, pero al primer mes en que deba aplicarse la rebaja por ser inexistente la cláusula suelo, fíjese bien cuánto le descuentan y pida el cuadro de amortización de la cuota de ese mes,  porque otro truco es descontar lo que al banco le viene en gana. 

 

 

Algunos bancos ha decidido eliminar la cláusula suelo de sus contratos, pero ojo, hay trampa

En los últimos dos meses, todas las reclamaciones extrajudiciales que los clientes de Legalaria han llevado a cabo han logrado la nulidad de la cláusula suelo. En muchos casos, con solo presentar el primer escrito de solicitud de esa nulidad. Es una excelente noticia, pero ojo, porque en muchos casos, los bancos vuelven a intentar “colárnosla”.

 

No hay criterios claros en torno a esa nulidad de la polémica cláusula, se supone que de buena fe por parte de los bancos. No ha habido ningún cambio normativo en España para las entidades financieras sean obligadas a eliminarlas de todos los contratos en los que ha sido incluida, y a no incluirla en los contratos venideros.

 

Lo que tenemos es una sentencia detrás de otra a favor de los consumidores, en las que se pide, además, la devolución de cantidades. Y eso, los bancos lo saben. Parece inteligente que den el primer paso para evitar los juicios.

 

Pero, ¿y si hay engaño? ¿Y si lo que le restan de la cuota a pagar por inaplicación de la cláusula suelo es muy inferior a la cantidad que debería ser? ¿Y si usted se ha comprometido a no reclamar nunca más por este motivo, y se encuentra con el banco le deja de aplicar los intereses de más sólo por unos meses? Son situaciones reales, en las que la banca ha tendido sus trampas. En estas dos situaciones hablamos de Banca March y de La Caixa.

Leer más:Algunos bancos ha decidido eliminar la cláusula suelo de sus contratos, pero ojo, hay trampa

La cláusula suelo en una hipoteca joven es igual de abusiva que en otra hipoteca cualquiera

Sí, señores y señoras. Ya comienzan a dictarse sentencias en contra de la inclusión de la cláusula suelo (de un 2,75%, suelo estandar en este tipo de hipotecas) en los contratos de hipoteca joven. La última es la sentencia del 21 de mayo de 2015, dictada por el juzgado de lo Mercantil nº1 de Las Palmas de Gran Canaria. No sólo se da por nula la cláusula por abusiva, sino que se condena a la devolución de los intereses cobrados de más desde el 9 de mayo de 2013.

 

No es la única. La primera sentencia firme en España que daba por nula la cláusula suelo en una hipoteca joven se dictó en la Audiencia Provincial de Zaragoza el 8 de mayo de 2012 y luego llegó la de la Audiencia Provincial de Cáceres, el 15 de enero de 2015. En ambas se tiene en cuenta que se trata de una cláusula abusiva, que afecta al principal del contrato, es decir, a la forma y cuantía en que se amortiza la deuda y cuánto se paga a cambio.

 

Es lo que hemos defendido en Legalaria desde nacimos hace año y medio. Una cláusula suelo es abusiva, y más en las condiciones en las que se negociaban las hipotecas jóvenes, en las que no se concedían siquiera los tres días de antelación reglamentarios para estudiar el contrato que se iba a firmar, quizás el contrato más importante que se firma en la vida.

 

La sentencia de la Audiencia Provincial de Cáceres, según recoge la web abogalisto.com, deja párrafos para la defensa de los consumidores que deben tenerse presentes al elaborar demandas por este concepto. Y que deben quedar claros a los consumidores, que son quienes importan.

 

Por ejemplo, no puede aceptarse el pretendido carácter normativo-imperativo de aquel convenio para los consumidores, ni que él mismo, desde luego, suponga un cheque en blanco para que la entidad financiera no cumpla sus obligaciones de información derivadas de la legislación protectora de los consumidores y usuarios y reguladora de las condiciones generales de la contratación”.

 

En Legalaria llevamos demandas por cláusula suelo en contratos por hipotecas jóvenes, tanto en vía extrajudicial como judicial, pero dado que cada día hay jurisprudencia nueva por este motivo, animamos a que se planteen las dos posibilidades, la extrajudicial y la judicial, porque en vía extrajudicial se allanan caminos y se obtiene información muy beneficiosa para una posterior demanda judicial.

El 85 por ciento de las demandas contra la salida a bolsa de Bankia son favorables al demandante

El 85% de las demandas contra Bankia por la salida a bolsa se han resuelto a favor del demandante y en contra de la entidad por los jueces, según los datos facilitados por el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. 

Hasta ahora, se han presentado 2.424 demandas civiles por un importe total reclamado de 70 millones de euros. Y se han dictado por el momento 236 sentencias, de las que Bankia ha perdido 85 de cada cien, y sólo se han resuelto 15 de cada cien a su favor. 

 

Durante su comparecencia, Restoy explicó que las reclamaciones y pleitos civiles de clientes por la salida a bolsa de Bankia "han aumentado en los últimos meses", pero destacó que todavía no ha habido ninguna procedente de inversores institucionales que acudieron a la Oferta Pública de Suscripción (OPS). En Legalaria llevamos a cabo este tipo de reclamaciones en tribunales de toda España. El plazo para reclamar por este concepto acaba en julio de este año 2015.

 

Leer más:El 85 por ciento de las demandas contra la salida a bolsa de Bankia son favorables al demandante

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.