El Tribunal Supremo ayuda a la Banca y confirma que la Justicia no es igual para todos

Un paso adelante y un paso atrás en la defensa de los derechos de los consumidores bancarios. El Tribunal Supremo se ha sacado de la chistera una sentencia que es contraria a Derecho. Es lo que opina la responsable jefe de los servicios jurídicos de Legalaria, la abogada Ágora Rosales Merenciano. 

 

La última sentencia del Tribunal Supremo, anunciada en febrero pero publicada hace apenas unos días, por la que sienta jurisprudencia para la retroactividad de las cláusulas suelo a partir del 9 de mayo de 2013, no ha dejado indiferente a los abogados especializados en Derecho Civil, y a asociaciones u organizaciones en defensa de derechos de consumidores. No sólo se muestran contrarios, sino que coinciden en que el fallo del Supremo es contrario a Derecho.

 

“El Tribunal Supremo ha confirmado que la Justicia no es igual para todos”, afirma la abogada Ágora Rosales Merenciano, responsable jefe de los servicios jurídicos de Legalaria, dedicada a la defensa de los consumidores, y en especial, a los consumidores bancarios. “En cualquier tipo de contrato entre particulares, incluso con entidades públicas, si una cláusula es nula, lo es en su origen, y con el Código Civil en la mano, hay que devolver lo cobrado de más”, insiste.

 

En España hay decenas de miles de personas afectadas por las cláusulas suelo que han pagado intereses que no deberían haber abonado, porque la gran mayoría de las cláusulas suelo son nulas, se dan por no puestas, y así lo han dicho desde mayo de 2013 hasta ahora la casi totalidad de las audiencias provinciales españolas, pero ahora el Supremo ha venido a decir que sólo cabe devolver los intereses devengados desde que dictó su primera sentencia sobre esta materia. Un paso adelante y otro paso atrás”, sostiene la letrada.

 

“No se distingue entre entidades bancarias, ya que a algunas se les ha inyectado mucho dinero público. Y entra en que no cabe analizar cada caso en concreto, en contra de lo que han venido resolviendo los tribunales desde 2013, entre ellos. Nuevamente tenemos una sentencia a favor de la banca y en contra de los pequeños consumidores bancarios, ya que no se puede causar un daño económico a los bancos que hemos rescatado entre todos por reclamar lo que nos han cobrado de más e ilícitamente”.

 

En realidad, la cláusula suelo se comenzó a aplicar a partir de enero de 2009, que es cuando el Euribor bajó del 3 por ciento. En la actualidad ronda el 0,20 por ciento. Indicadores financieros permiten estimar que el Euribor se va a mantener en esos porcentajes bajos a medio plazo, y que se tardará tiempo en que roce el 5,3 por ciento que alcanzó a mediados de 2008.

 

Una paradoja: El Supremo admite la devolución por cláusula suelo...desde que deje de existir

El Tribunal Supremo se ha ratificado en que las cláusulas suelo son nulas si no son transparentes en un contrato hipotecario. Bien. Buena noticia. Pero  también se ha pronunciado sobre la devolución de cantidades, algo es algo, pero a partir de su emblemática sentencia de 9 de mayo.

 

El adelanto de la sentencia (pinchenà aquí para leerlo) llegó el jueves a través de una nota de prensa del alto tribunal, que anunció que se trataba de una resolución del Pleno del Tribunal, pero que falta que se plasme por escrito y se firme para que sea un fallo judicial en firme. Lo que deja claro, también, es que hay que acudir a los tribunales para lograr esa devolución de cantidades porque los bancos, salvo en un 30 por ciento de los casos, si no les fuerzan no dan el brazo a torcer. 

 

A la espera de la letra de ese fallo, el desconcierto es mayor al que había antes con respecto a la retroactividad de la cláusula si es que se considera nula, y por tanto, con el Código Civil en la mano, sus consecuencias, es decir, la devolución de lo cobrado de más.

 

El Supremo ha dicho que la retroactividad surte efecto desde que  dictó su sentencia, el 9 de mayo de 2013. ¿Lo es para las entidades que fueron  condenadas, BBVA, CajaSur y NovaCaixa? ¿Lo es para todas las entidades bancarias si sus afectados les reclaman?

 

Y la pregunta del millón…¿Qué sentido tiene declarar la retroactividad de la cláusula suelo a partir de la sentencia, si a partir de la sentencia tiene que dejar de aplicarse?

Leer más:Una paradoja: El Supremo admite la devolución por cláusula suelo...desde que deje de existir

Condena a Bankia por falsificar el test y vender acciones a una anciana ciega

Una juez de Tenerife ha condenado a Bankia a devolver 65.000 euros a una anciana ciega a la que la valenciana Bancaja le colocó productos tóxicos como subordinadas y preferentes, además de acciones de la propia Bankia, después de falsificar el test de conveniencia de su cliente y sin que esta tuviera conocimiento alguno de los riesgos financieros que asumía.

 

Según publica eldiario.es/canariasahora, Iluminada E.M.M. no tiene estudios. Natural de La Gomera, ciega desde niña, a sus 75 años vende cupones de la ONCE en el popular barrio de Taco, en plena área metropolitana entre Santa Cruz de Tenerife y La Laguna. De joven, ya casada, se trasladó con su marido al sur de Tenerife para trabajar de aparceros en la zafra de tomate. Ha criado a cuatro hijos, y uno de ellos fue quien se dio cuenta en 2012 de que su madre había caído en una trampa bancaria.

 

Entre 2008 y 2009, Iluminada, cuyo puesto de ciegos está justo enfrente de una sucursal de Bancaja, transfirió todos sus ahorros a productos que para nada coincidían con su perfil de mujer sin conocimientos, trabajadora y ahorradora, a todas luces conservadora en temas de finanzas. La sentencia de la magistrada Pilar Olmedo, titular de Primera Instancia número 4 de La Laguna, lo deja bien claro: Bancaja falsificó su perfil.

Leer más:Condena a Bankia por falsificar el test y vender acciones a una anciana ciega

El 90 por ciento de las sentencias por cláusulas suelo son favorables a los consumidores

Cerca del 90 por ciento de las demandas que se interponen contra los bancos y otras entidades financieras por cláusula suelo en los contratos hipotecarios son favorables a los consumidores, según ha reconocido el presidente del Banco de España, Luis de Linde.

 

Entre que los juzgados en primera instancia y prácticamente la totalidad de las Audiencias Provinciales resuelven que la cláusula suelo es ilícita y, por lo tanto, como si no existiera, no es de extrañar que el propio Banco de España pida a las entidades financieras que resuelvan este asunto “con prontitud”,  sin necesidad de dilatar más el proceso o verse expuestos a sentencias condenatorias. 

 

Leer más:El 90 por ciento de las sentencias por cláusulas suelo son favorables a los consumidores

las cláusulas suelo, contra las cuerdas

La sentencia 464/2014 de 8 de septiembre del Tribunal Supremo sobre cláusulas suelo seguramente es aún una gran desconocida para la mayoría de quienes lean este reportaje, pero entre los abogados especializados en banca y en las organizaciones de consumidores y de afectados por la cláusula suelo ha causado conmoción.

 

De acuerdo con los fundamentos del fallo, podrían ser nulas todas las cláusulas suelo. La parte mala, que hay que reclamar para lograr su nulidad. Si no reclama, los bancos entienden que usted la acepta. 

 

"Es rotunda y definitiva, y sin duda, de una gran repercusión social", sostiene la responsable de los servicios jurídicos de Legalaria, Ágora Rosales Merenciano. "Es muy esclarecedora", afirma el juez decano de San Bartolomé de Tirajana, Daniel Álamo González. "Es otro paso adelante, pero es incompleta al no obligar a la devolución de lo cobrado por ese suelo desde el inicio del contrato", sostienen fuentes de la Asociación de usuarios de Bancos y Seguros, Adicae.

 

Lo esencial de la nueva sentencia se resume en tres puntos: no considera información suficiente que el contrato haya sido leído ante nosotros por el notario y deja en nada la tan cacareada oferta vinculante, un documento que era obligado entregar por la entidad bancaria, al menos diez días antes de la firma del contrato, si la cuantía del crédito era igual o inferior a 150.000 euros,  y que servía de aval para que las condiciones "pactadas" no se variaran.

Leer más:las cláusulas suelo, contra las cuerdas

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.