Cláusulas suelo: ¡¡¡No firme nada con el banco!!!

Ya no tiene vuelta de hoja ni caben discusiones: los bancos deben devolver todo lo que han cobrado de más por las cláusulas suelo incluidas en los contratos hipotecarios sin transparencia ni información comprensible a los clientes bancarios. Aún así, hay entidades como Banco Sabadell que aún discute su legalidad. 

 

Hay cerca de dos millones de españoles con cláusulas suelo en sus hipotecas. ¿Qué hacer? Presentar reclamación ante la oficina bancaria en la que hayamos firmado el préstamo solicitando la devolución de lo cobrado de más o plantear la demanda directamente. Las posibilidades de la condena en costas al banco son elevadas, por lo que el pleito puede salir gratis. 

 

Pero ante todo, no firmen ningún documento con los bancos. Ninguno. Las entidades bancarias intentarán negociar con cada cliente, y darles cantidades inferiores a las que les corresponden. ¿Por qué? Porque los bancos juegan con una baza: el tiempo y hay quienes prefieren cinco mil euros hoy y nos los ocho mil o diez mil que les podría corresponder. Hoy por hoy hay que entablar demanda judicial para que las entidades bancarias, obligadas por sentencia, devuelvan lo que se han quedado de más. 

 

Recuerden que cerca del 99 por ciento de las demandas son favorables a los consumidores. Solo se fallan en contra cuando ese consumidor es un profesional de las finanzas o si ya se negoció previamente la clausula suelo. En Legalaria, todas nuestras consultas son line ( Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ) son gratuitas. 

Sentencia del TJUE. Legalaria cree que se ha corregido "una aberración jurídica"

Para Legalaria ( Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ), la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea “ha puesto cordura y ha añadido coherencia a lo que a todas luces era una aberración jurídica”, y ello, porque “no es posible que si nuestro ordenamiento legal regula que una cláusula abusiva conlleva su nulidad y se da por no puesta, como señala el artículo 1.303 del Código Civil, no puede ser que tenga efecto alguno”, explica la abogada Ágora Rosales Merenciano, letrada fundadora de la iniciativa canaria en defensa de los derechos de los consumidores.


En Legalaria se han estudiado 6.000 contratos hipotecarios en los tres años de su existencia, la mayoría de ellos con cláusula suelo. En la actualidad, la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife debe pronunciarse sobre un centenar de demandas que Merenciano ha presentado y ganado en primera instancia.


“Los juzgados canarios nos dan la razón y optan por la devolución íntegra de cantidades, desde el momento en que empieza a ser aplicada la cláusula suelo, que suele ser en la mayoría de los casos, a partir de enero de 2009, cuando el euribor comenzó a quedar por debajo del límite a la variabilidad del interés variable, fijado por los bancos en cada contrato hipotecario.


Ese límite o cláusula suelo oscila entre el 2,5 y el 3,5 por ciento, “aunque hemos visto cláusulas suelo de hasta el 4,5 por ciento”, apunta la letrada. En diciembre de 2008, el euribor estaba fijado en 3,452 por ciento, pero solo un mes después, en enero de 2009, el índice bajó al 2,622 por ciento. En ese mes, los bancos comenzaron a aplicar la condición que el Tribunal de Luxemburgo ha ratificado como nula.


Ángel Eguren Goya, abogado también de Legalaria, recomienda que el primer paso a dar sea interponer reclamación ante la entidad bancaria. “Puede se mediante escrito o bien mediante hoja de reclamaciones, pero que las hojas sean las oficiales del Gobierno de Canarias. O plantear la demanda directamente”.

El Brexit mantendrá el euribor en negativo hasta 2019

El Euribor y el Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) van de la mano. Y los analistas financieros coinciden en que la decisiòn de los británicos provoca incertidumbre en los mercados, por lo que el valor del principal indice de referencia para calcular los intereses variables en la mayoría de los contratos hipotecarios (no solo de España) seguirá en negativo, al menos unos 24 meses más.

 

En el portal Idealista.com, este martes se publicaba un interesante análisis de las consecuencias del Brexit sobre el Euribor. Según informa Ana. P Alarcos, "el euríbor a 12 meses va a seguir siendo un cero a la izquierda para los hipotecados durante un largo periodo de tiempo. Los expertos, al menos, creen que el indicador de referencia para la mayoría de los préstamos hipotecarios en España puede mantenerse en terreno negativo durante dos años más y no retomar la tendencia alcista hasta 2019". 

 

No cabe duda de la influencia que ha tenido el Brexit sobre el euribor. El 23 de junio, fecha en que los británicos acudieron a las urnas para votar si permanecían en la UE o salían de ella, ese valor referencial estaba a -0,029%. Solo una semana después, se había colocado en el -0,051%, y este martes estaba a un -0,059%. 

 

¿Y esto cómo afecta a mi hipoteca? Poco. Sus efectos son macroeconómicos, ya que será difícil que sus intereses a pagar, que son la suma de un fijo o diferencial + un variable fijado por el euribor (sin l¡el límite a la baja que supone la cláusula suelo) vayan a dar una suma negativa, por mucho que el euribor baje centésimas. 

 

Pongamos por ejemplo una hipoteca joven con un interés fijo del 0,50% y en la que haya sido dada por nula la cláusula suelo (no confundir nulidad con dejar de aplicar la cláusula) que era del 2,75%. Sin esa cláusula suelo, y si la revisión anual se hizo en marzo de 2016, cuando el euribor estaba a -0,012%, el interés a pagar sería del 0,4988%, un valor positivo, por lo que es falso esa leyenda urbana por la cual, si el euribor está en negativo, los bancos aun deben reintegrar dinero a los hipotecados.

 

Para saber más sobre euribor y brexit pinchen aquí--> El BCE y el ‘Brexit’ pueden mantener al euríbor en negativo durante al menos dos años más

Nueva y contundente sentencia contra las hipotecas multidivisas por la falta de buena fe al ofertarlas

 

Nueva y contundente sentencia ganada por la letrada de Legalaria, Ágora Rosales Merenciano, a favor de un consumidor contra su hipoteca multidivisas que deberá ser recalculada en euros desde que se firmó el contrato. El juzgado de Primera Instancia número 5 de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) ha fallado que hubo un vicio de consentimiento al aceptar el crédito porque “una hipoteca multidivisas precisa de conocimientos especializados que no están al alcance de cualquier persona”.

 

La sentencia 146/2016 no solo falla a favor del consumidor por la falta de sus conocimientos financieros (es un bombero), sino que carga contra el Banco Popular por su falta de buena fe al ofertar el producto mediante un comercial que se dirigió a un colectivo de esos profesionales, sin que conste que les ofreciera folleto informativo, simulación del comportamiento de las divisas (yenes o francos suizos) ni oferta vinculante, ni una explicación de que no solo fluctuarían sus pagos mensuales, sino también la cantidad pendiente de amortizar.

 

De esa forma, el consumidor contratante podría encontrarse, como es este caso, con que en vez de amortizar capital, su deuda aumentaba. El demandante suscribió un contrato hipotecario por 206.000 euros en 2008 y en octubre de 2015 su deuda no había bajado sino que se había incrementado en más de 16.000 euros.

Leer más:Nueva y contundente sentencia contra las hipotecas multidivisas por la falta de buena fe al...

Sentencia por cláusula suelo ganada con COSTAS. ¿Merece la pena pedir la devolución solo desde 2013?

 

Legalaria ha ganado una nueva sentencia por cláusula suelo. En esta ocasión con condena en costas, aunque la demandante solo reclamó a la entidad bancaria la devolución de cantidades desde junio de 2013, más intereses legales incrementados en dos puntos.

 

En la sentencia 96/2016 del Juzgado de Primera Instancia 2 de Arona (Tenerife), la magistrada es contundente al afirmar que “no ha resultado probado que los actores fueran informados por la entidad bancaria pues no se ha desplegado prueba alguna por la parte demandada al respecto. En consecuencia, debe concluirse que el Banco no facilitó a su cliente información específica acerca del significado económico en diversas situaciones que se pudieran presentar en un futuro previsible a la vista de los datos obrantes resultando insuficiente para ello la propia redacción y sistema del contrato aún cuando el contrato firmado lo fuera de ampliación de préstamo. Por lo que se concluye que el prestatario no llegó a conocer y comprender que, aunque el tipo de interés pactado era un interés variable, corría el riesgo de que, por virtud de la cláusula suelocontenida en el préstamo hipotecario, en realidad y en determinadas condiciones, lo que estaba estipulando era un préstamo a un interés fijo mínimo, frustrándose por tanto las expectativas del mismo en cuanto al abaratamiento del crédito como consecuencia de la minoración del interés pactado como variable”.

 

Y añade que “interesa la parte actora la restitución de las cantidades que se hubieren podido percibir por la parte demandada en exceso como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo, más los intereses legales devengados desde la fecha del cobro indebido. Cantidades que resulten de restar al importe de la liquidación efectuada desde el inicio de la relación crediticia por la entidad financiera, el importe de la liquidación que se debería haber efectuado sin tener en cuenta la aplicación de las limitaciones mínimas a las variaciones del tipo de interés”.

 

Ello es así porque “el artículo 1.303 del Código Civil es bien claro cuando señala que “declarada la nulidad de una obligación, los contratantes deben restituirse recíprocamente las cosas que hubiesen sido materia del contrato, con sus frutos, y el precio con los intereses” entendiéndose así que tal obligación, o cláusula en el presente contrato,nunca ha existido”.

 

Si merece la pena o no la condena en costas a los demandantes, todo dependerá del coste de los servicios de abogado/a y procurador/a que contraten para llevar a la cabo la demanda judicial, ya que cada vez más audiencias provinciales de toda España que fallan a favor de la retroactividad de las consecuencias de haber aplicado la cláusula suelo. Lo que nunca existió no pudo existir en el pasado.

 

Por ejemplo, con los servicios jurídicos de Legalaria no merece la pena pedir la devolución de cantidades desde solo 2013, ya que hasta ahora hemos ganado todas las demandas presentadas con devolución total de cantidades desde que se aplicó la cláusula abusiva en la mayoría de los casos, desde 2009. Eso suponen unos 3.000 o 4.000 euros más, por media, a percibir. Es decir, unas cinco veces más de lo que suponen los costes judiciales.

El éxito es de la letrada Ágora Rosales Merenciano. 

 

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.