Telefonía - fraudes

Según los datos del Instituto Nacional del Consumo, las consultas y las reclamaciones atendidas por las asociaciones de consumidores de ámbito nacional durante el año 2009, alcanzaron la cifra total de 1.383.276, según los registros comunicados por cada una de las organizaciones del Consejo de Consumidores y Usuarios.

Y de esta cifra total, buena parte de las consultas y reclamaciones de los consumidores se refieren, un año más, a telecomunicaciones.

En efecto, el INC constató en 2009 que el sector económico que contabiliza un mayor número de solicitudes de información o quejas, por parte de los consumidores en las asociaciones de consumidores, es el del sector de servicios telefónicos con el 15,03 %, seguido por el sector de servicios financieros con el 10,31 % y por el sector vivienda, que representó el 8,93 %.

El sector de las telecomunicaciones o comunicaciones electrónicas sigue registrando un aumento de las consultas y reclamaciones.

Y, según observamos en el trabajo diario, estas cifras seguirán creciendo.

A pesar de la prolija normativa existente sobre esta concreta materia, los diversos cauces para reclamar o las diferentes instituciones y asociaciones que atienden al consumidor o usuario, lo cierto es que sigue habiendo un aumento –imparable- de las quejas y reclamaciones en el sector; el consumidor se siente, en buena parte de los casos, frustrado cuando acude al servicio de atención al cliente de las compañías, entrando en juego entonces las asociaciones de consumidores y la propia Administración (Omic, organismos de consumo autonómicos o municipales, Secretaria de Estado para las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información –SETSI-, etc...).

Pero las quejas y reclamaciones no siempre tienen como fondo una facturación incorrecta, conceptos cobrados indebidamente o el no respeto de las “estupendas condiciones ofrecidas telefónicamente”, por ejemplo; buena parte de aquellas tienen que ver con la mala atención recibida por parte de las empresas, con los métodos, cada vez más agresivos, de recobro, o el –casi inmediato- ingreso en las listas de morosos...

El consumidor o usuario ha de tener claro cómo reclamar, los cauces que existen para llegar a la satisfacción de su queja o reclamación; ha de saber todas las herramientas que tiene en su mano para poder denunciar cualquier infracción de sus derechos.

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.