Carta tipo para librarse de las llamadas de jazztel y otras recomendaciones

Visto que los Jazztel siguen molestando a miles de personas, les dejo un teléfono al que llamar: el 900 809 400. Es el teléfono de quejas a Jazztel, pero la recomendación de Legalaria es quedarnos con una constancia de nuestra queja o reclamación por escrito, así que les ponemos un ejemplo de carta tipo para mandar a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. (o por correo certificado a la dirección que se menciona en la carta. En ese caso, hay que acompañar una copia del DNI/NIE)

Yo, xxxxxxxx, con número de teléfono (34+) xxxxxxxxx, por el presente correo electrónico ejerzo mi derecho de oposición al uso de mis datos personales por parte de Jazz Telecom, S.A.U. (Jazztel), en virtud del artículo 16, Ley Orgánica de Protección de Datos de 1999 y de los artículos 35 y 36 del Reglamento (R.D. 1720/2007) que lo regula. 

Leer más:Carta tipo para librarse de las llamadas de jazztel y otras recomendaciones

Las penalizaciones por incumplimientos de permanencia podrían ser enriquecimiento injusto

Las penalizaciones por abandonar una compañía de telefonía antes de cumplir con el periodo de permanencia pueden ser, en ocasiones, un enriquecimiento injusto. El Código Civil no regula el enriquecimiento injusto, pero sí se refiere a él en los artículos 1.158 y 1.145, pero han sido los jueces quienes han sentado sentencia tras sentencia unas reglas básicas. 

Esas reglas son nadie debe obtener lucro del daño ajeno y nadie debe enriquecerse en detrimento de otro. Y además, debe haber una causa justificada de ese enriquecimiento para que no sea injusto. 

Las leyes permiten a las compañías de telefonía establecer periodos de permanencia y cobrar penalizaciones, pero bajo criterios más estrictos de lo que pensamos, y esa penalización no puede ser una cifra "estandar", sino que debe ajustarse proporcionalmente al tiempo en que el cliente ha cumplido con el contrato. 

Leer más:Las penalizaciones por incumplimientos de permanencia podrían ser enriquecimiento injusto

La telefonía, el sector con más reclamaciones en 2012

Una vez más, y pese a ser machacones, se constata que el sector de la telefonía es que el más reclamaciones ha aglutinado entre todas las referentes a consumo, según un estudio recopilado por www.kelisto.es. Nada menos que un 32,5 % del total de las reclamaciones en 2012. A la cabeza de las operadoras de telefonía están Vodafone y Orange, con una proporción de 4,85 y 2,56 quejas por cada 10.000 clientes, según datos de la Oficina de Atención al Usuario de las telecomunicaciones

Leer más:La telefonía, el sector con más reclamaciones en 2012

El fraude de los sms premium

Los sms premium son unos de los fraudes más descarados que se dan en telefonía. Son esos mensajes de texto por los que el usuario paga hasta 1,45 euros sin recibir nada a cambio, aunque en teoría se acceden a servicios de suscripción como juegos, concursos, lectura de cartas de tarot...'¡¡¡por los que también se paga!!!

Leer más:El fraude de los sms premium

El congreso tumba una iniciativa para facilitar las reclamaciones

En noviembre pasado una proposición de ley de PSOE para regular los servicios de atención al cliente de las operadoras de telefonía y que esos servicios fueran gratuitos, con resoluciones que no tardasen más de un mes, cayó en saco roto con la llegada de las elecciones generales. El 19 de junio pasado volvió a la palestra parlamentaria, pero de nuevo ha quedado en nada porque votaron en su contra el PP, CiU, PNV y ERC. Dijeron que se trataba de un documento caduco y poco ambicioso. 

Leer más:El congreso tumba una iniciativa para facilitar las reclamaciones

Síguenos

  • Facebook Page: legalaria
  • Twitter: @legalaria
  • Linked In: legalaria

Nuestras tarifas

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la presentación de nuestra Web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para saber más acerca de nuestra política de privacidad pulse aquí.

Acepto cookies de este sitio.